#Wearables y objetos conectados invadirán el 2015

El año nuevo traerá consigo el reforzamiento de los objetos conectados #wearables, miles de aparatos empezarán a rediseñarse para obtener los beneficios de estas tendencias que se han ido desarrollando en el transcurso de los últimos años. De hecho, según Strategy Analytics, cerca de 12 mil millones de dispositivos estarán conectados para finales del 2014, es decir cerca de 1,7 por persona en el mundo. Mientras que para el 2020 se prevén 33 mil millones de dispositivos conectados, unos 4.3 por persona. Más detalles sobre esta tendencia, en esta nota.

 
Este incremento se debe a la facilidad que están encontrando los consumidores e industrias para acoplar su vida diaria y procesos a las nuevas tecnologías, y así encontrar en estos dispositivos un aliado perfecto para la obtención de #BigData y la automatización de procesos.

“Imagine despertar, que el reloj le indique sus tareas del día y lo despierte con la música que le gusta. Cuando baja de su cama un tapete le indica a su cafetera que tiene que empezar a chorrear el café, desde su reloj desactiva la alarma de la casa y enciende las luces que dan inicio a su día laboral. De hecho, ya tenemos la tecnología para lograr esto”, indicó Hugo Simg, Gerente Senior de Mercadeo de MediaTek Latinoamérica.

Además, la primera fase de este mundo conectado se empezará a notar conforme aumenten las tabletas y teléfonos por sobre las PC tradicionales, de acuerdo la firma de análisis Gartner, para el 2015 las ventas de tabletas sobrepasarán las ventas de los computadores de escritorio y notebooks en cerca de un 25%, mientras los teléfonos móviles seguirán creciendo.

“Estamos viendo que los smartphones y tabletas están siendo adoptados con mayor regularidad, especialmente por la disminución en sus precios y el gran poder de procesamiento que se les está incluyendo, actualmente nuestros clientes están lanzando teléfonos con True Octa-Core que sobrepasan en muchos aspectos a los computadores”, agregó Simg.

Estas características están permitiendo que los nuevos dispositivos incluyan en su software programas creados con algoritmos complejos que habilitan la edición y modificación de video en tiempo real hasta el desarrollo de aplicaciones o juegos de gran impacto, mientras los chipsets regulan el consumo de batería mediante tecnologías como CorePilot de MediaTek.

“El principal reto que siempre se ha tenido a la hora de crear dispositivos móviles y vestibles han sido la eficiencia del procesador y el consumo de la batería, en el 2014 encontramos cómo hacer esto de manera más eficiente y en el 2015 empezaremos a ver la masificación de esta tecnología”, concluyó el experto.